Se ha manejado con mucha eficiencia la hipnosis para lograr controlar todo tipos de dolores tanto agudos como crónicos

 

Como se aprecia en esta tabla, el tratamiento con hipnosis para controlar el dolor ha demostrado ser más efectivo que otros tipos de tratamiento.

 

 

Las investigaciones de Montgomery, DuHamel y Redd analizaron los resultados de 933 participantes que presentaban muy diversos tipos de dolores, tanto dolor agudo, como dolor crónico (oncológico, cefaleas, visceral, psicogénicos, etc.).

Los resultados indicaron que la hipnosis aliviaba el dolor al 75% de los sujetos

Objetivos de la hipnoterapia para el control del dolor:

La hipnoterapia es muy eficiente para aliviar la intensidad del dolor, y permite también

  • Reducir las sensaciones del dolor
  • Reducir las emociones ligadas al dolor crónico como la ansiedad y el miedo
  • Reducir el insomnio y mejora el sueño
  • Acelerar y facilitar una mejor recuperación postoperatoria

Cabe destacar que la hipnosis es totalmente natural y no presenta ningún efecto secundario. En el caso de los dolores crónicos, ayuda a reducir o eliminar la dependencia a muchos tipos de fármacos.

La hipnosis incluso se puede utilizar en procedimientos quirúrgicos por sus efectos de anestesia y analgesia.

Qué tipo de dolor pueden ser tratados con la hipnosis:

 

Se pueden tratar tanto dolores agudos como crónicos.

 

¿Qué es un dolor agudo?

Un dolor causado por un estímulo nocivo desencadenado por alguna herida o enfermedad.

Suele no tener relación con factores psicogénicos (psicológicos) y su duración es relativamente corta (de varios días hasta alrededor de un mes).

 

¿Qué es un dolor crónico?

Un dolor causado por enfermedades o ciertas condiciones fisiopatológicas e inclusive psicogénicas (psicológicas) que tardan más del tiempo normal en sanar.

También pueden ser generados por procesos patológicos crónicos que generen dolores continuos o recurrentes.

 

El círculo vicioso del dolor:

 

El dolor cuando se vuelve crónico, suele llegar a ser totalmente incapacitante, afectando muchas partes de nuestras actividades diarias y nuestras relaciones con nosotros mismos y con los demás.

¿Cómo funciona el tratamiento para aliviar el dolor con hipnosis?:

Si bien el dolor suele generarse a nivel periférico (por alguna patología o trastorno físico orgánico o psicogénico), la percepción de este dolor se crea, interpreta y manifiesta en el cerebro.

Esto explica, por ejemplo, que cada persona tenga un umbral del dolor totalmente diferente, inclusive para el mismo tipo de lesión.

La hipnosis alivia el dolor modificando las percepciones de éste en la mente…

Existen muchas técnicas hipnóticas para obtener los resultados deseados de analgesia. Aun así es importante considerar que el dolor juega un papel importante de advertencia dentro el organismo, por lo cual no se recomienda eliminarlo por completo sino lograr un grado satisfactorio de administración y control del dolor que permita el desarrollo normal de todas nuestras actividades.

 

Algunas técnicas de sugestiones hipnóticas utilizadas para el control del dolor:

Anestesia y/o analgesia: Se busca insensibilizar una zona del cuerpo. Se le instruye también al paciente sobre técnicas de autocontrol.

Metáforas: Se utilizan las referencias personales del paciente sobre su percepción del dolor para lograr una alteración y disminución de su potencia.

Distracción: Se emplean las sugestiones hipnóticas para programar elementos de distracción que el paciente pueda manejar en estado normal (respiración específica, visualizaciones, ocupación mental, etc.). Es muy utilizada, por ejemplo, para partos sin dolor.

Disociación: Se induce al paciente a percibir el dolor de forma externa (en otro lugar u otra situación).

Sustitución sensorial: Se reemplaza la sensación del dolor con otras sensaciones más agradables.

Desplazamiento sensorial: Se mueve el dolor hacia otra parte del cuerpo con menor sensibilidad (como las uñas, por ejemplo).

Reinterpretación del dolor: Se insta al paciente a reconsiderar la relación que tiene con el dolor.

PNL: Se usan técnicas propias de la “Programación Neurolingüística” como re-encuadre.

Auto-hipnosis: Se proporciona al paciente grabaciones de sesiones para que pueda lograr un mayor control y autonomía mediante la auto-hipnosis.

 

                    

 

      

Pascal: 044 55 5404 97 17 / 5635 1172

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial